Publicado el

Húngaro spanyol editorial Pons

https://www.dolcacatalunya.com/2016/08/ud-hungaro-aprenda-espanol-esta-editorial-catalana/

Húngaro spanyol editorial Pons


Editorial Pons, de Barcelona, sabe que el español también es nuestra lengua.


Digan lo que digan el supremacista Edu Reyes, la llanuda Carme Junyent, el xenófobo grup Koiné o los catalibanes del Règim, el castellano es tan catalán como el catalán, porque según la Generalitat el 51% de los catalanes tenemos como lengua habitual el español, y el 36% el catalán. 

https://www.dolcacatalunya.com/2016/08/la-anc-se-descareta-bilinguismo-desaparecer/

La-anc-se-descareta-bilinguismo-desaparecer-carme-junyent


I quan els fanàtics converteixen el català en la llengua del nacionalisme, els dolços responem que parlem castellà quan ens ve de gust y catalán cuando nos da la gana, y que ningún politiquín o ideólogo de bar nos va a obligar a renunciar a nuestras identidad.
Dolça i hongaresa Catalunya…

Si no existís la Universitat Catalana d’Estiu s’hauria d’inventar. És l’aplec separatista on els líders intel.lectuals del prusés se senten com a casa i parlen de lo que realment pensen. Ayer se juntaron unos cuantos ultras para hablar de la lengua del noupaís, y se les escapó la xenofobia lingüística y la imposición del catalán:
Carme Junyent (profesora de lingüística de la UB y gurú de referencia de la ANC en asuntos lingüísticos): “El bilingüismo ha de ser una realidad que tiene que desaparecer (…) la política lingüística que defiende Súmate sería la sentencia de muerte del catalán”.
Josep Murgades (catedrático UB): “En este estatuto de la hipotética república catalana, yo haría este redactado: “Primer punto: la lengua de Cataluña es el catalán’. Punto. (…) [Hay un] colonialismo lingüístico espanyol. (…) Si tú quiere morirte, y quieres morirte en catalán, lo tienes muy difícil. Su tu quieres que tus hijos tengan su educación en catalán, lo tienes muy difícil”.
Gabriel Bibiloni (profesor UIB): “el catalán tiene que ser la única lengua oficial del nuevo Estado. (…) El catalán tiene que ser la lengua de todas las administraciones y de todos los servidores públicos (…) Es necesaria una desconexión de los medios de comunicación espanyols, y especialmente de las televisiones”.
Bernat Joan (exsecretario política lingüística de la Generalitat): “Algún reconocimiento oficial del inglés daría una pátina de pluralidad e universalidad y de democracia a la futura república catalana”.
En resumen: hablar castellano se tiene que acabar, el castellano -lengua habitual del 51% de catalanes- no es lengua de Cataluña (“y punto”), prohibición de medios en castellano y el inglés como ficción de universalidad. Com mola el noupaís democràtic i inclusiu.
Dicen que Rufián se fue del aplec algo tristón porque eso le quita votos. Però tranquils, que no se irá de ninguna poltrona. Por cierto, Eduardo Reyes fue invitado a comer gratis y después del carajillo dijo que España es “una mierda de democracia (…) En Espanya se manda por cojones y en Cataluña por razones”. Y eso el mismo día y en el mismo lugar donde se pronunciaron las intervenciones citadas.
Y así, asociando la lengua catalana a una antipática ideología, cada vez más catalanes deciden no hablar la lengua del nacionalismo.

Dolça i totalitària Catalunya…

Deja un comentario