Publicado el

Ignacio Belanche,Iñaki, instituto Matarraña

UN DIRECTOR DE INSTITUTO SE REBELA CONTRA “EL ESPAÑOL”

http://www.elespanol.com/espana/sociedad/20170805/236726371_0.html


Respuesta de Iñaki Belanche . Sol hay ficat alguna negrita

Ante el artículo desinformativo aparecido en su medio de comunicación bajo el título Un instituto aragonés se rebela contra su director por “imponer el catalán”, dado que la “periodista” Ana Delgado no ha tenido a bien contrastar su información conmigo y para tranquilidad de mis compañer@s, familiares y amig@s, quiero manifestar lo siguiente:

 1º: Que yo sepa no hubo en junio ninguna batalla campal en el centro. Lo que tuvimos fue mucho calor y, al respecto que nos ocupa, mucha información. Tanta que un tema estrictamente educativo ha llegado hasta ustedes: se informó al Claustro de profesores, a la Comisión de Coordinación Pedagógica, al Consejo Escolar, a la Asociación de Madres y Padres y a mis superiores educativos en el Servicio Provincial de Teruel y en la Diputación General de Aragón. Miente usted cuando califica esto como “sin previo aviso”. También le digo que la nueva organización se ampara en la legalidad del currículo de Educación Secundaria Obligatoria (Orden ECD/489/2016, de 26 de mayo, por la que se aprueba el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria y se autoriza su aplicación en los centros docentes de la Comunidad Autónoma de Aragón). Léanselo. No estamos inventando nada. Somos el único centro en la provincia de Teruel con una población que tiene otra lengua y debemos dar respuesta, amparados en la legalidad, a las necesidades que nos plantean las familias y a la realidad socio cultural de la Comarca del Matarraña.

 2º Respecto a la falsedad de las encuestas a las que usted hace referencia, le doy la razón. Nos hemos equivocado,… porque nos hemos quedado cortos!!! Cuando cita usted a la Comunidad Educativa en cuanto a que no hay una demanda real, nuestros datos reales (los del alumnado que se ha matriculado en junio 2017) la contradicen a usted y a sus fuentes: no es un 25% el que estaba interesado sino un 41% del alumnado matriculado en 1º ESO para el curso 2017-18 los que han elegido la asignatura de catalán. Libremente. Le aseguro que no les hemos apuntado con ningún arma. ¿Sabe por qué? Porque los idiomas abren puertas (y mentes, se los recomiendo a usted y a sus fuentes). Por nuestra situación geográfica, un número significativo de alumnado cursa estudios superiores en las comunidades vecinas, Cataluña y Valencia, principalmente. Y el hecho de poder contar con una titulación oficial les abre las puertas al mercado de trabajo (del que andamos escasos en la provincia de Teruel) en la administración pública, en el ámbito sanitario, en agentes de protección de la naturaleza, bomberos, etc.… a tan sólo media hora de nuestras localidades. No sólo eso. El nuevo plan posibilita también que el alumnado pueda cursar un segundo idioma extranjero, francés. En la guía ““Recursos Europeos para la Elaboración del Proyecto de Lenguas del Centro” elaborada por un órgano tan subversivo como el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE) dependiente del Ministerio de Educación, Ciencia y Deporte, consensuada con las Comunidades Autónomas para la promoción del plurilingüismo y la mejora de la competencia en comunicación lingüística se recoge la siguiente reflexión: La capacidad de comprender y de comunicar en más de un idioma -capacidad que ya tienen la mayoría de las personas en todo el mundo- es una habilidad de por vida deseable para todos los ciudadanos europeos. Dicha capacidad nos anima a abrirnos a las culturas y las opiniones de otras personas, mejora nuestra capacidad cognoscitiva y consolida el conocimiento de nuestra lengua materna. Asimismo, nos permite ejercer nuestro derecho a trabajar o a estudiar en otro Estado miembro. (Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones: Una nueva estrategia marco para el multilingüismo. Bruselas, 2005) Es decir, estamos posibilitando que el alumnado pueda ser trilingüe cuando termina sus estudios y que tenga una base en inglés y francés que les abre las puertas al resto del mundo y, si lo desea, también en catalán. Y vuelve usted a mentir cuando afirma que “la inmensa mayoría de las familias prefieren un modelo bilingüe más amplio en inglés pero que el director del centro no lo ha planteado, priorizando así el catalán”. No sólo lo he planteado, sino que nuestro Proyecto Lingüístico de Centro contempla solicitar autorización al Departamento de Educación, Cultura y Deporte para desarrollar Proyectos de Ampliación de Lenguas Extranjeras y Promoción de Programas Europeos para desarrollar las competencias lingüísticas del alumnado en el curso 2017-2018, una convocatoria a la que, si mis compañeros están por la labor, concurriremos en septiembre para poder dar en inglés alguna asignatura en 4º ESO o Bachillerato. Tampoco es cierto que el profesorado vaya a perder su puesto de trabajo por no tener el B2 de catalán: ninguna de las vacantes para personal interino que se convocarán en agosto tiene ese perfil. Así que el temor, o bien parte de la ignorancia, o de la mala baba que exuda su artículo y sus fuentes.

http://www.lavanguardia.com/vida/20170530/423049379688/presentan-los-resultados-de-la-encuesta-de-usos-linguisticos-en-la-franja.html

3º Respecto a mi afiliación política, estoy muy orgulloso de pertenecer a Chunta Aragonesista. 30 años de trayectoria política y 0 casos de corrupción en ayuntamientos, comarcas y diputaciones. 0.0. SIN CORRUPTOS. Llevo 10 años como concejal de Valderrobres, aportando mi granito de arena. Sin cobrar un duro, exactamente igual que el resto de mis compañeros concejales de cualquier signo político (para su información, en Teruel, pocos pueblos se pueden permitir pagar a sus ediles). También para su información. Soy el único representante en el Consejo Comarcal. Aquí sí que cobro: 50 € por asistencia a plenos y comisiones por un montante anual el año pasado de unos 1200 €, de los cuales la mitad sirve para sufragar los gastos y actividades de mi partido a nivel comarcal y nacional y el resto lo dividí a partes iguales entre Cruz Roja Comarcal y un servidor, para hacer frente entre otras cosas a mis obligaciones tributarias. Haga números. Un partido que contó con nuestro querido José Antonio Labordeta como buque insignia. El diputado que mandó a la mierda a una parte de la bancada en el congreso porque, la gente honrada en su quehacer político y en su trayectoria personal y profesional, no aguanta que una chusma nos quiera meter en el mismo saco. Tome nota.

 4º Para su información y ya que hablamos de política El Pleno Comarcal de 28 de marzo de 2017 aprobó la moción presentada por el Grupo Socialista comarcal relativo a la Declaración de la Comarca del Matarraña/Matarranya como zona de utilización histórica predominante de la Lengua Catalana. 17 de sus 19 consejeros (7 del PP, 6 del PSOE, 3 del PAR y 1 de CHA) en representación de toda la Comarca y sus 18 municipios votaron a favor, uno del PP en contra y uno del PAR se abstuvo. ¿Me quiere usted decir que esta decisión obedece “a un proyecto político personal” cuando el 89 % de los representantes políticos de los casi 9.000 habitantes de la comarca votan a favor? Vamos, no me joda!!

 5º Manifiesto desde aquí mi total respeto y comprensión a esa parte de vecinos, amigos y miembros de la comunidad educativa que consideran que su lengua materna es el chapurreau. Pero entenderán también que, al no estar reconocido como idioma y, por tanto, como asignatura en el mundo académico, no es decisión mía el ofertar su impartición o no. Lo que sí le pediría es que no manipulen: se puede hablar chapurreau, catalán, francés, inglés o ruso y seguir siendo aragoneses, que es lo que somos.

 6º El IES Matarraña es un centro pequeño pero muy dinámico y con un equipo docente altamente motivado e innovador. Llevamos tiempo formándonos en Aprendizaje Cooperativo, en Aprendizaje Basado en Proyectos. Recientemente hemos conseguido becas con el programa Erasmus + de la Unión Europea para nuestro alumnado de FP en Hostelería y Servicios con formación en centros de trabajo en París. Hay proyectos de intercambio con Francia en marcha. Y desde que junto con mis compañeras del nuevo equipo directivo nos hicimos cargo de la dirección del centro en julio 2016 estamos mejorando las instalaciones y equipamientos para ofrecer el mejor servicio público posible que garantice la igualdad en el derecho a una educación de calidad. Esa que ya reivindicamos en 2013 con nuestra participación en el corto “No recortes no”:

https://www.youtube.com/watch?v=hlZkdJ9xzoA 



Puede venir a conocernos y a conocer la realidad del centro cuando usted quiera. Eso sí, a partir del 28 de agosto. Permítame descansar unos días antes de la movida vuelta al cole que usted me augura.

Ignacio Belanche Director del IES Matarraña Agosto 2017


Texto de la web


La comunidad educativa denuncia que esta decisión esconde un “proyecto político” catalanista.


La vuelta al cole en Valderrobres, un pueblo de Teruel colindante con la frontera de Cataluña, va a ser movida. En junio, antes de acabar el curso escolar, el instituto Matarraña -el único de la comarca- se tornó en batalla campal y sin previo aviso el director del centro anunció que a partir del curso que comienza en septiembre habrá más horas de catalán en detrimento de otras asignaturas. Un cambio que la comunidad educativa evalúa como innecesario porque, a su juicio, “no hay demanda real” de catalán.
A partir del próximo septiembre los alumnos de primero a cuarto de la ESO tendrán que elegir entre dar asignaturas como plástica, tecnología o música o dar catalán, una materia que pasará de tener dos horas semanales -hasta este momento era una asignatura optativa– a tener tres. Una hora de más que modifica todo el plan educativo.

“Un proyecto político”

Padres de alumnos, en conversación con EL ESPAÑOL, afirman que esta decisión obedece a “un proyecto político personal del director del centro”, Ignacio Belanche. El maestro es también concejal de Chunta Aragonesista (CHA) en el municipio y consejero del mismo partido en la comarca. En este sentido, miembros del claustro están convencidos de que Belanche “quiere imponer el catalán” en contra de las familias y los profesores
Según la plataforma aragonesa No Hablamos Catalán, este cambio supone “un atropello” porque, a su juicio, no representa las necesidades de los alumnos. Sin embargo, la implantación del catalán en la comarca es, desde hace décadas, un movimiento táctico que los partidos nacionalistas de Cataluña persiguen. De hecho, el independentismo catalán denomina a esa zona su “Franja de Ponent“. De hecho, la Generalitat usa de manera habitual este término y ha exigido que Aragón se acoja a la disciplina lingüística catalana.
En enero de 2016, el presidente aragonés, Javier Lambán (PSOE), que gobierna en coalición con CHA, reconoció el catalán como “lengua propia” de Aragón, una decisión que para No Hablamos Catalán era una “locura”. Hace un año, el gobierno autonómico dictó una orden que ampliaba la enseñanza del catalán y que, además, autorizaba esta lengua como “lengua vehicular” en colegios de Aragón. Una medida que siempre estaría sujeta a la demanda del centro. El Partido Aragonés y el PP intentaron eliminarla sin éxito ya que creían que iba contra los intereses de los aragoneses. 
Los intentos catalanes de regular las lenguas propias del levante aragonés perjudica directamente a la riqueza lingüística de esta zona de Aragón. Además, va en contra de la propia legislación aragonesa de lenguas cuyo objetivo es precisamente promover las hablas propias de la región, como el chapurreau, el fragatino o el tamaritanopara así conseguir que no se pierdan. Sin embargo, para los partidos nacionalistas catalanes esta ley atropella la “unidad de la lengua catalana”.

Una encuesta falsa para implantar el catalán

Para implantar esta medida, el director del centro pasó a los padres en abril de 2017 una encuesta que tanto los profesores como las familias denuncian porque “no es representativa”. Además, aseguran que no la contestaron un porcentaje suficiente de afectados aunque el instituto la toma como válida y sentencia que un 67% de familias prefieren estudiar en catalán.
El dato es, a juicio de la Plataforma y parte de la comunidad educativa, rotundamente falsoSegún sus cálculos, el porcentaje de familias que quieren que sus hijos amplíen sus horas lectivas de catalán sólo asciende al 25% -un 18% de los padres eligió que sus hijos tuvieran formación trilingüe (castellano, catalán e inglés) y un 7% bilingüe (castellano e inglés)-. Además, explican que la inmensa mayoría de las familias prefieren un modelo bilingüe más amplio en inglés pero que el director del centro no lo ha planteado, priorizando así el catalán. La situación pone en apuros a los profesores y de hecho algunos de ellos afirman que se “están planteando sacarse el B2 de catalán para asegurar su continuidad en el centro” por miedo a perder su puesto de trabajo.

En contra del ‘chapurreau‘ 

El hecho de que el director del centro apueste por el catalán en lugar de por las hablas de la comarca es preocupante para la comunidad educativa: “El chapurriau [el habla propia de la comarca] peligra por la invasión del catalán en la zona, la mejor arma para implantar el catalán en Aragón es estudiarlo en la escuela y ya lo están consiguiendo.
El que va a perder es el chapurriau, imponen una lengua que aquí no se habla y encima con la grafía y la normativa de alli. Los términos se irán perdiendo. No pueden decir que es nuestra lengua materna, porque aquí no se habla el catalán como en Barcelona”, explican varios padres a este periódico.
A día de hoy, ni la Comisión Pedagógica del Centro ni el Consejo Escolar ni el Departamento provincial de Educación de Teruel han aprobado la medida. Sin embargo, pese a no estar oficialmente aceptada, los alumnos ya se han tenido que matricular en un documento que refleja las horas de catalán extras impulsadas por el director del centro.