Publicado el

Natxo Sorolla afirma

Natxo Sorolla afirma:

“”Revisant els nombrosos arxius històrics del Matarranya, Mesquí i Bergantes es pot descobrir que la denominació de català s’ha utilitzat històricament en aquestes comarques (i la llengua té una extensa tradició escrita en els nostres pobles). De fet, no es coneixen registres que parlin del “chapurriau” fora del segle XX (ben avançat). Chapurrear és parlar malament una llengua. I parlem la nostra llengua bé.

///

Artur Quintana , gran mestre de Natxo, escriu:

http://www.aragon.es/estaticos/GobiernoAragon/Departamentos/PoliticaTerritorialJusticiaInterior/Documentos/docs/Areas/Informaci%25C3%25B3n%2520territorial/Publicaciones/Coleccion_Territorio/Comarca_Bajo_Aragon/HU_2.PDF&ved=0ahUKEwixjdv_yobWAhWKKJoKHVC9CnIQFghWMBE&usg=AFQjCNFhvpQC4KxnHAu4tOo94d6SY4kdOQ

A finales del siglo XVIII o a principios del XIX debió de
popularizarse el término chapurriau, calificativo negativo que se usaba para de-
signar el catalán hablado en la comarca, y en general en Aragón.
///

Any 1612: «que Peñarroya confrenta amb els Reynos de Catalunya i València, i en el moment de la unió es parlava en llengua catalana tancada» (Sumari del proces de proprietat iuratorum de Pena-roja et Fornoles, 1612, transcripció de Quintana, 2006)

Any 1923, alcalde de Fórnols (José Maria Bel Molins) publicava un anunci sobre la necessitat d’un doctor on s’ apunta que la vila matarranyenca era «de parla catalana».

Any 1938 ABC referència l’entrada de les tropes franquistes a Fraga: “Avui Fraga està gairebé desert. El mateix passa a Torrent de Cinca i en Mazalcorreig i en Mequinensa. Per aquesta línia es parla català ja. “

Any 1952, Juan Moneva «en travessar el riu Matarranya que, per Faió, separa Aragó i Catalunya, vaig disposar no parlar sinó català; i fins i tot hauria d’haver-ho fet abans, doncs català parlen a Nonasp ii a Favara, estacions aragoneses de la línia »

Any 1965, Camilo José Cela visitant la Ribagorça aragonesa «per tots aquests pobles es continua  parlant el català: millor o pitjor ja que, en aquestes zones de fricció de llengües, les llengües s’esbocinen -o es llimen -en conviure i influir-se recíprocament» //escrit en castellá per Camilo

// Camilo tamé vadi que “no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo“, per lo que no es lo mateix parlá y escriure chapurriau que chapurrear.
Camilo parlae gallego , y seguramén enteníe lo catalá per proximidat. Son dos llengues diferentes.

Les sites de Natxo están traduídes al catalá , estaen escrites en castellá , ya mo les va ficá al grupo y la foto del anunsi per a meche de Fórnols.

///Continúe Artur Quintana , extracte del pdf

En los últimos años del franquismo se creó en Aragón un clima favorable a la
recuperación del catalán como lengua escrita, y que en la comarca se inició
con la labor de Tomàs Bosque, de La Codoñera, como escritor y cantautor en
catalán a partir de 1968.
La actual Constitución Española indica en su artículo
3.2. que las lenguas no castellanas serán oficiales junto con el castellano, y de
ahí se infiere la oficialidad de la lengua catalana en la comarca del Bajo Ara-
gón. El Estatuto de Autonomía de Aragón de 1982 ignoró la disposición cons-
titucional, obstaculizando así el proceso que, de acuerdo con la Constitución,
debería llevar a la oficialidad del catalán en Aragón, y en consecuencia en la
comarca del Bajo Aragón. La proyectada Ley de Política Lingüística de Aragón
contempla dicha oficialidad del catalán junto al castellano, pero hasta hoy esta
ley no ha sido aprobada por las Cortes. En 1984 diversos alcaldes y conceja-
les de los territorios de lengua catalana de Aragón, y entre ellos algunos del
Bajo Aragón, firmaron la llamada Declaració de Mequinensa en la que se re-
chazaba el calificativo de chapurriau para el catalán en Aragón y entre otras
medidas de fomento de esta lengua, se pedía su enseñanza, que se inició en
diversas localidades aragonesas de lengua catalana, pero en ninguna de las de
la actual comarca del Bajo Aragón.
Si bien, en La Ginebrosa, desde 1997, se imparte una enseñanza contrastiva,
mayoritariamente dentro del área de lengua castellana pero no únicamente,
que aprovecha así de forma positiva el bilingüismo castellano-catalán de los
alumnos y su entorno. En 1989 se fundó ASCUMA, entidad adscrita al Instituto
de Estudios Turolenses, y que de alguna manera coordina los esfuerzos para
la normalización y fomento del catalán en la comarca. A través de las publica-
ciones de esta asociación, así como también del periódico alcañizano La Co-
marca, y de publicaciones como el Boletín del Centro de Estudios Bajoarago-
neses de Alcañiz, Tarayola de La Ginebrosa y Coses del lloc de La Codoñera,
se han ido manifestando diversos poetas y articulistas en catalán, como el ya
citado Tomàs Bosque, de La Codoñera, Carmeta Pallarés, de La Ginebrosa y
José Miguel Gracia, de La Codoñera, que recientemente ha publicado el poe-
mario Davall d´’una olivera, el primer libro en catalán de un autor de la co-
marca; anteriormente, en 1990, Ramon Mur, de Belmonte, había incluido nu-
merosos fragmentos en catalán en la novela Sadurija.
En 1995 ASCUMA publicó Lo Molinar donde se recoge gran parte de la literatu-
ra popular catalana –cuentos, leyendas, canciones, refranes…– del Bajo Aragón.

///

lo cual afecta especialmente a los imperfectos de indicativo: cantaves, cantave,
cantàvem… suenan cantaes/cantaix, cantae, cantàem…
En morfología se observa el uso de lo, los para el artículo determinado mas-
culino como en el período clásico. Este artículo se suele apostrofar por fonéti-
ca sintáctica después de vocal: que lo cavall puede pasar a que’l cavall. Son
generales los plurales del tipo hòmens frente a homes de otras zonas. Para las
formas átonas de los pronombres se usan las llamadas formas plenas, me, te, se,
lo, los, ne, formas que pueden apostrofarse de manera parecida al artículo de-
terminado: Que ne té puede sonar Que’n té. Los posesivos clásicos se usan só-
lo con algunos nombres de parentesco: mon pare, sa germana, y algunos po-
cos casos más: en ma vida; en los demás se han generalizado las formas
pronominales de la lengua clásica, partiendo de las del masculino: és la meua,
la teua cullera, lo meu lloc… En los demostrativos es característico el sistema
de tres demostrativos: este, (e)ixe, aquell, propio también de gran parte del ca-
talán en Aragón y en Valencia, frente al resto del dominio que con pocas ex-
cepciones usa únicamente un sistema de dos demostrativos. En algunas loca-
lidades se oye enta/anta al lado de cap a, cara a generales.
Los paradigmas verbales son los siguientes. Presente de indicativo: canto, cantes,
cante, cantem, canteu, canten; prenc, prens, pren, prenem, preneu, prenen; par-
tixco, partixes, partix, partim, partiu, partixen. Presente de subjuntivo: canta,
cantos, canto, cantem, canteu, cànton; prenga, prengues, prengue, prenguem,
prengueu, prenguen; partixca, partixques, partix, partim, partiu, partixquen. El
imperfecto de indicativo es del tipo ge-
neral cantava, perdia, sentia. El inde-
finido simple es desconocido y sola-
mente se usa el perifrástico, como en
la mayor parte del dominio lingüístico:
va cantar, va pendre, va sentir y no
cantà, prengué, sentí. Los participios
del pasado son las formas generales
catalanas: cantat, perdut, sentit.
En el léxico destacan formas tan clási-
cas como desvindre’s o vespra(da) que
en muchas zonas son propias solamen-
te de la lengua literaria. Obsérvense
también las muchas voces compartidas
únicamente con las hablas catalanas oc-
cidentales: bes, carrasca, corder, esfar-
datxo, espill, faena, farnaca, panís, pi-
gota, rabosa, romer, timó, etc.
La Ginebrosa es una de las localidades
de lengua catalana del Bajo Aragón

Deja un comentario