Publicado el

Una familia aragonesa se come un ESPETEC en menos de 21 segundos

Una familia aragonesa se come un ESPETEC en menos de 21 segundos

Una familia aragonesa se come un ESPETEC en menos de 21 segundos

Los ARIZA se encontraban de vacaciones en GERONA cuando se vieron envueltos en un grave incidente diplomático. Esta conocida familia de HIJAR decidió comprarse un ESPETEC en el Alcampo de la localidad catalana y nada más pagarlo en caja, el marido (MARCELINO) cogió el embutido como si fuera un espárrago y lo ingirió EN MENOS DE 21 SEGUNDOS.
“Mira, antes de tragao ya me está saliendo por el culo, jojojo!”, dijo Marcelino.
Su mujer (ADELA) reía las gracias de su marido, cuando de repente la cajera que les había cobrado empezó a temblar y se desmayó. Los clientes que había en el supermercado rodearon a la familia aragonesa con muy malas formas y al grito de“¡Asesinos!”, intentando agredir a los Ariza.
Marcelino, raudo, sacó una barra de pan y golpeó a uno de los agresores provocándole heridas mortales.

Los Mossos d’Esquadra tuvieron que actuar de inmediato ante la indignación y desconcierto de la población gerundense, que seguía intentando linchar al matrimonio aragonés.

Según ellos, comerse un espetec en menos de 24 horas ES DELITO EN LA REGIÓN. Marcelino gritaba poseído: “garrarme, que sus los mato” y antes de marchar atizó con la barra a otro de los violentos, que ahora vende el cupón en Las Ramblas.